Tras la salida de la Unión Europea, el índice mensual de precios de vivienda en Reino Unido obtuvo su primera alza en seis meses. Después de la salida de la Eurozona, Reino Unido logró expandirse a los mercados laborales e inmobiliarios del país, esto tras dos sondeos que anteriormente mostraron resultados sombríos.